Noticias

Develoop Software > e-commerce > Caja y Stock: cómo gestionar un Ecommerce
30/07/2020

Caja y Stock: cómo gestionar un Ecommerce

Gestionar un Ecommerce conlleva tiempo y esfuerzo. Se trata, sin embargo, de una labor necesaria para que las ventas fluyan y no se presenten contratiempos en una empresa. Así pues, la gestión no solo debe ser buena y profesional, sino también constante y apuntar a los elementos clave de cualquier negocio digital.

A la hora de pensar en la gestión de Ecommerce hay dos aspectos fundamentales: la caja y el stock. Cualquier fallo en estos dos componentes puede tener consecuencias negativas para la totalidad del negocio online e influir, especialmente, en la opinión de los clientes. Por ello en esta ocasión te contamos cómo gestionarlos de forma correcta y llevar un Ecommerce lo más productivo posible.

¿Por qué es importante la gestión del Ecommerce?

Hoy en día resulta casi impensable hacer crecer un comercio sino se desarrolla una presencia online. Y en ese desarrollo digital es donde el Ecommerce juega un rol esencial, pues no solo permite expandir los límites de una empresa, sino que también ofrece a los usuarios una experiencia mucho más sencilla y segura al momento de comprar. Sin embargo, no basta con montar una tienda y subir los productos o servicios. Es necesario que exista una buena gestión detrás para que los resultados sean buenos y rápidos.

De esto modo la gestión del Ecommerce influye casi en la totalidad del negocio. Desde la primera impresión que genera en un potencial cliente, por el diseño de la tienda y sus facilidades; hasta el marketing que se lleva a cabo para atraer la atención del usuario y llegar a fidelizar la relación.

Claves para gestionar un Ecommerce

A la hora de pensar en la gestión del Ecommerce hay tres elementos a destacar. Estos son la plataforma online, la administración y el marketing.

La plataforma de Ecommerce debe recibir el mismo cuidado y tratamiento que un local comercial físico. Hay que pensar en la presentación, los elementos que faciliten la experiencia de compra, la amplitud de los espacios para mostrar los diferentes productos y, por supuesto, la rapidez y calidad en la atención. En esto último influyen cuestiones técnicas como la velocidad de carga del sitio, el servicio de atención al cliente y los sistemas de chat o respuestas. Además, contar con un proveedor de confianza y eficaz será vital para que el Ecommerce pueda crecer y estar actualizado según las últimas tendencias.

La administración de la tienda online, por otra parte, es la que permite mantener el equilibrio entre todos los elementos que la componen. Para esto es necesario definir tareas y acciones concretas que van desde la creación de un plan de ventas hasta el análisis completo de las ventas efectuadas. Sin lugar a dudas, ningún gran negocio llega a las mejores posiciones sin una buena administración detrás.

El marketing online es esencial cuando se piensa en la gestión del Ecommerce, pues de nada sirve tener una tienda online excelente a nivel estético y técnico, si no se promociona la misma para que los usuarios la conozcan. En este sentido el marketing digital es la clave y algunas herramientas imprescindibles son el email marketing y el SEO.

El control de stock en Ecommerce

Una de las afirmaciones más comunes es que la permanencia de un producto por más de tres meses en un almacén implica pérdidas de dinero. Esto sumado a otros aspectos clave en la gestión de stock hacen que un control permanente sea totalmente necesario.

Llevar un buen control de stock influye directamente en todo el funcionamiento del Ecommerce. La falta de un producto puede llevar a un potencial cliente a realizar una búsqueda en la tienda online de la competencia, lo que supone una pérdida directa de ese usuario para la empresa. Además, en el caso de que se notifique la falta de stock luego de la compra, el inconveniente puede ser mayor y llegar a afectar, incluso, la reputación de todo el negocio.

El stock en el Ecommerce resulta, por lo tanto, una pieza clave que, de fallar, impacta en toda la cadena de venta. Para evitar inconvenientes en este punto es esencial que se cuente con herramientas que permitan sistematizar ciertos procesos, como es el caso de los softwares. Así también pensar en la optimización de la gestión de stock implica considerar aspectos como la buena elección de proveedores, la planificación de las ventas, la organización y efectividad en la reposición, y las cantidades mínimas viables.

El flujo de caja en Ecommerce

En flujo de caja en Ecommerce se asocia a la cantidad de dinero que entra y que sale del negocio. Solo habrá un flujo positivo cuando la cantidad que entra es mayor a la que sale, así pues, lograr esto depende no solo de éxito que tengan las ventas, sino también del tiempo y esfuerzo que se destine a gestionar la caja. Conocer el flujo de caja es esencial para entender qué pasa con el dinero del negocio y dónde se encuentra en cada momento.

Una buena gestión de la caja en Ecommerce supone muchos beneficios. Entre los más importantes destacan la prevención de faltas en ciertas épocas que sean, quizá, menos productivas; la mayor organización general y la detección de puntos de inversión que se puedan aprovechar.

Para optimizar esta gestión la mejor alternativa es contar con un recurso tecnológico que simplifique la labor y, al mismo tiempo, permita reducir el tiempo que se dedica a la misma. Con esto se evitan errores y también se puede encontrar un equilibrio en el estudio de la rentabilidad empresarial. Algunos aspectos a tener en cuenta en esto son la gestión de varias cajas al mismo tiempo, el control total de las compras y la gestión de las ventas efectuadas.

Llevar adelante una buena gestión de caja y stock en el Ecommerce facilitará por completo la gestión total de un negocio online. Después de todo, el comercio electrónico solo puede funcionar cuando todas las partes se mueven por un mismo objetivo y hay una total claridad en la información.