La Transformación Digital en las Pymes es un tema que despierta gran interés en las empresas. Se trata de un proceso indispensable para adaptarse a los nuevos tiempos, así como obtener más éxito y beneficios en los negocios. Para que este procedimiento se realice de forma efectiva se necesita que la empresa disponga de información precisa y la sepa administrar. No es algo para tomarse a la ligera: un uso equivocado en dicha información puede ser la diferencia entre actualizarse o quedarse atrás.

Definición

Si bien es cierto que aún no hay un concepto claro, te podemos decir que la transformación digital es un cambio a gran escala que ocurre dentro de la estructura de la empresa, incluyendo sus procesos, operaciones y productos. Todo esto ocurre con el objetivo de ajustarse a los cambios en la actualidad derivados de las tecnologías digitales, y al impacto que ejerce en sus clientes, la competencia, el sector al que pertenecen e, incluso, sus empleados.

Esta renovación le da a las pequeñas y medianas empresas el momento ideal para incluir nuevas herramientas tecnológicas a su negocio, así como de adoptar nuevas maneras de trabajar, pensar y conectarse. No se trata de tener una visibilidad online desarrollando un sitio web o aumentar la presencia en redes sociales. Es un cambio que afecta la cultura, la naturaleza y los departamentos de la compañía.

Importancia

El proceso de digitalización no sólo ocurre en las empresas. La sociedad, y por ende los usuarios, también viven su proceso de adaptación a los nuevos entornos digitales. Las compañías que no sigan los mismos pasos que el mercado corren el riesgo de quedarse en el olvido. Lo mejor para ellas sería anticiparse a los cambios.

Otra tendencia que empuja a las compañías a ejecutar lo antes posible su transformación digital es la importancia de la gestión de datos, también conocido como Big Data. Actualmente las empresas manejan cada vez más información y están obligadas a darles un uso apropiado, generándolos, analizándolos, almacenándolos y recuperándolos. Una empresa digitalizada puede gestionar de manera mucho más eficiente todo lo relacionado al Big Data.

Beneficios

Empresas de cualquier tamaño pueden obtener ventajas al aplicar un proceso de transformación digital. De todas ellas, las pymes son las que más beneficios pueden recibir con la implementación de este proceso.

  • Automatizando las tareas repetitivas que ocupan parte de la jornada de los trabajadores, se produce una mejora en el rendimiento laboral y una mayor productividad.
  • Aún hay muchas pymes que se resisten a la transformación digital. Aquellas que deciden adoptarla pueden volverse más competitivas y destacar en el mercado.
  • Es cierto que las pymes tienen poco personal, y entre ellos surge la cooperación para cumplir las tareas. Implementando la digitalización, se facilita la coordinación y comunicación entre los trabajadores, mejorando los resultados del trabajo en equipo.
  • En las pymes ocurren casos en que los profesionales asumen responsabilidades adicionales por no contar con supervisores. Con la industria 4.0 se logra que ellos puedan gestionar sus obligaciones con más flexibilidad y autonomía.
  • La digitalización de los procesos en las pymes casi siempre produce una reducción de costos, lo que permite disponer de los recursos financieros para realizar inversiones más estratégicas.
  • Debemos recordar que los usuarios dan su valoración a los servicios que reciben. La transformación digital permite que la compañía tenga nuevos canales de comunicación con los clientes, y al mismo tiempo les permite acceder a los servicios de forma remota.
  • Una vez integrados y optimizados todos los aspectos de la empresa, se logra percibir el reconocimiento de la marca y una mejora en su imagen.

 

Retos

Tal y como ocurre en todos los procesos de cambio, hay aspectos de la transformación digital que no son rápidos o sencillos de implementar. Las pymes que dan el paso de ejecutar el proceso asumen una serie de retos que deben cumplir

  • Involucrar a toda la empresa. Este desafío es más fácil de cumplir en las pymes que en grandes empresas. Sin embargo, se necesita la misma pedagogía y motivación para lograr que todos los empleados se comprometan con el proceso y colaboren en cada fase.
  • Es posible que los trabajadores necesiten aprender nuevos conocimientos para manejar las nuevas herramientas digitales. Esto involucra directamente a los responsables de la gestión de la empresa.
  • Se debe asumir que la transformación digital es una inversión a largo plazo que no puede cancelarse una vez que se ha iniciado, y sus beneficios serán visibles cuando se finalice el proceso.

La transformación digital en las pymes no solo consiste en implementar soluciones tecnológicas. El cambio necesario es de tal magnitud que hay ocasiones en que se debe rediseñar el modelo de negocios por completo. Lo que puede verse como un cambio disruptivo que mejorará la competitividad.

El proceso puede resultar complejo y lento, pero los resultados a largo plazo bien los valen. ¿Lo mejor de todo? No ponen en riesgo la existencia de las empresas.

Objetivos

Antes de ejecutar el proceso de transformación digital en las pymes, conviene establecer algunas preguntas ¿Qué queremos conseguir con la digitalización de la empresa? ¿Para qué necesitamos incorporar una determinada herramienta? ¿Tiene sentido modificar el procedimiento actual para administrar datos que utiliza la compañía? Las respuestas deben ser resueltas con el plan de transformación digital. Algunos de los objetivos más comunes suelen ser:

  • Contrario a lo que muchos piensan, la digitalización no sustituye trabajadores por software que realicen sus tareas. Gracias a las nuevas tecnologías, los trabajadores dedican su atención a tareas que generan un mayor valor, enriqueciendo su desarrollo personal y laboral.
  • Uno de los resultados que trae un proceso de digitalización finalizado adecuadamente es una administración del negocio más eficiente. Agilizar y simplificar la gestión de una empresa es uno de los objetivos a lograr. Esto permite que los trabajadores se enfoquen en otras áreas
  • Todos los departamentos ejercen algún efecto en los otros. En vista de que los trabajadores y responsables de las pymes casi siempre son la misma persona, no pueden dedicarse sólo a las funciones básicas. Es por esto que la digitalización debería ayudar a conectar las diferentes áreas entre sí.
  • Al hablar de las nuevas tecnologías en las pymes, es normal que se nos olvide que ellas sirven a las personas. Por ende, otro de los objetivos fundamentales en cualquier plan de transformación digital es crear equipos de trabajadores más unidos y con mayores niveles de confianza.

Conclusiones

Una pyme que quiera ser competitiva en la actualidad no puede darse el lujo de prescindir de tecnología. Sin embargo, el cambio no es posible sino se cuenta con un buen liderazgo que permita evolucionar a la industria 4.0. Los responsables de las compañías deben ser capaces de concientizar acerca de la importancia que tiene el cambio en todos los niveles de la organización y lograr el compromiso de todo el personal durante su implementación.

La capacidad de dirección es más importante que el conocimiento técnico. Ese liderazgo debe ser ejercido por profesionales conscientes que tengan capacidad para motivar y gestionar todo lo que implica el proceso de transformación digital en las pymes.

¿Te interesa aprovechar al máximo todas las posibilidades que ofrece la tecnología a tu pyme? En Develoop Software contamos con el conocimiento y las capacidades necesarias para apoyarte a lo largo de todo lo que implica el proceso de transformación digital en las pyme y estamos preparados para construir un plan de transformación digital que se adapte a ti y tu negocio. Recuerda que no sólo se trata de implementar soluciones tecnológicas a tu negocio, sino de un proceso integral que te permitirá adaptarte al mundo en que vivimos.